Continuamos con las distintas órdenes de magos, sus motivaciones y sus principios, y qué nos pueden ofrecer a la hora de aliarnos con ellos. Este es el turno de El Círculo, los cuales habitan en las galerías subterráneas, bajo la superficie de El Erial.

La Orden se ha aislado del exterior en muchos aspectos, pero su actividad fuera de las cuevas sigue siendo decisiva para el futuro de Arena. Es una orden que, al igual que los azureos, defienden el uso de la Palabra Arcana, respetando el orden natural. Utilizan la magia como recurso esencial para sobrevivir y prosperar, aunque sus elementales y hechizos pueden ser tan útiles para asegurar su bienestar como para  el combate y, obviamente, no dudarán en usarlos en disputas.

Viven una existencia entregada a la magia, que entienden como una fuerza más de la naturaleza. Sus ciudades se encuentran bajo tierra y en el interior de las montañas mientras su influencia se ramifica en la superficie, al oeste y al noroeste del continente. El Círculo controla una vasta extensión de la superficie de El Erial, el espacio que necesitan para mantener seguras las Galerías y todas las entradas al complejo de túneles, cuevas y bóvedas.

Esta orden se fundó como respuesta al dominio de la Orden Azurea sobre las cuevas, habitantes de las islas de los que acabaron por separarse. El mismo Círculo sufrió, siglos más tarde, la rebelión de varios de sus magos más poderosos, aquellos enviados como emisarios a El Erial, que formaron su propia orden: La Jauría.