Uno de los lugares más importantes para la mitología e historia de Arena es, sin duda, la Montaña de los Héroes, ubicada en la antigua región de Heom. Allí se sucedieron varios hitos decisivos para el continente que, poco a poco, os iremos contando. A día de hoy y tras la Hecatombe es la montaña más alta conocida.


Se elevó en el aire, como el resto de Islas Flotantes. Pero por motivos aún desconocidos, se desplomó sobre la superficie, a medio kilómetro de su lugar original. Al inclinarse en su caída, el pie de la Montaña se convirtió en su nueva cima, convirtiéndose en el punto más alto de Arena. El hecho de que las inmensas montañas del este, que fueron hasta la Hecatombe las más altas del continente, quedaran destruidas solo aumenta la singularidad de la Montaña de los Héroes. Las Islas Flotantes son ya lo único que supera su cumbre.

Es el único punto lo bastante próximo entre la superficie y las Islas Flotantes, lo que la convierte en el lugar de paso entre el Erial y el Archipiélago Nimbio. Su cima es tan cercana a un grupo de islas de baja altura que es posible tele-transportarse entre ambos puntos. La Montaña de los Héroes, además, fue el lugar escogido por el Concilio de la Atalaya para el reclutamiento de nuevos miembros para las órdenes. Los Theters, aspirantes a mago guiados por Susurrantes.

Su situación fronteriza entre los territorios de la Jauría y el Círculo, siguiendo el límite marcado por la línea montañosa de Heom, es otro buen motivo para escoger este lugar. Como ya os explicamos dentro del artículo de los Mitales, en las faldas de esta montaña podemos encontrar un gran Mital, el cual desprende las diversas runas que pondrán en contacto al aspirante a mago y al Susurrante.