Sin Susurrante

Tan rápida llegó la euforia como se fue, sustituida por una sombría sensación de pesadumbre.

Para entender Las Palabras Arcanas, alguien debe transmitírmelas. Solo los Susurrantes pueden entender La Palabra Arcana.

«Y yo tengo vinculación con un susurrante —maldijo Zarhea en voz baja—.»

Su mirada fija en las páginas. Su frustración no le permitió percibir el cambio en el entorno que la rodeaba.

Había claridad, la misma que cuando rodeó la roca donde estaba el Libro de hechizos. Al estar absorta en las páginas del libro, Zarhea no se percató que, aparte de ella y el libro, a su alrededor no había nada más. Sólo un suelo liso.

Y un ser enorme mirándola desde el cielo.

La vinculación

Zarhea empezó a tener esa sensación que algo era distinto en el ambiente. Aquella sensación que alguien o algo te observa.

Levantó la vista del libro. La nada la rodeaba.

Una sensación de pánico la asaltó. ¿Estaría el libro maldito? ¿Habría inhalado algún tipo de gas, y sufría alucinaciones?

«No, —se dijo—. Me veo mi propio cuerpo, veo el libro, y veo el suelo.

«Y seguramente veré el cielo —pensó mientras alzaba la cabeza.»

Y vió la sombra. El perfil de un ser recortado en una especie de ventana, flotando en la nada, en el cielo. Al ser sólo se le veían los ojos, siluetas blancas. Unos ojos que, aunque carentes de pulitas, claramente la estaban observando.

Entonces escuchó la voz. Más que sentir, percibió una cálida frase en su interior.

—Hola, Zarhea, soy tu susurrante. Estamos vinculados.

La primera página

«¿Yo? ¿Cómo? —pensó Zarhea—.»

Y acto seguido, otra sensación de calidez le invadió.

—Porque querías aprender, experimentar, conocer. Te he escogido como Theter. Quiero ayudarte a conocer La Palabra, a comprender y dominar la magia.

Estaba claro que el susurrante percibía sus pensamientos. Zarhea esta segura de no haber articulado en voz alta ni una palabra. Solo había formado las preguntas en su mente. Y su susurrante había respondido.

Su susurrante. Qué bien sentía aquello. No estaba al pie de la Montaña de los Héroes, pero estaba sintiendo lo que sabía que era la alegría de estar vinculada a un susurrante. De haber sido elegida entre muchos posibles candidatos.

—Yo también siento la misma alegría, Zarhea. Y tengo ganas de comenzar nuestra aventura juntos.

«¿Ya? ¿Así, de golpe? ¿Ya empezaban la senda del aprendizaje? ¡Genial, no tengo toda vida para...!»

—Con paciencia, Zarhea. Aunque no vas a subir paso a paso la Montaña de los Héroes, sí que deberás prestar mucha atención a lo que hagamos juntos. Un Fragmento Arcano debe escribirse correctamente. Exactamente igual que lo ves en esas páginas. Debo escribirlo bien, y transmitírtelo con exactitud, o no funcionará.

«¡Bah! ¡Ya estamos con la paciencia y la concentración! ¡Como los sabios de la aldea! —refunfuñó Zarhea—.»

—Verás con tus propios ojos qué pasa si no escribimos correctamente los Fragmentos Arcanos. Abre el Codex Arcano por la primera página.

«¿Codex Arcano? ¿Te refieres a este libro?»

—Exacto. Ese libro, como tu lo llamas, es un Codex Arcano, un recopilatorio de Fragmentos Arcanos, cada uno más interesante y útil que el anterior.

Zarhea asintió con la cabeza. Abrió el Codex Arcano, y leyó:

Theter, inicias tu camino de magia y conocimiento de una forma distinta a los otros. No es un camino ni peor, ni mejor. Ni más difícil, ni más fácil. Pero sí más rápido.
Pero no te equivoques. Has de prestar mucha atención. En los pequeños detalles está que un Fragmento Arcano funcione, y sientas la satisfacción de avanzar, o no funcione, y debas revisarlo. Con paciencia y concentración. Buscando qué no se ha escrito exactamente como debía ser escrito.
Los Primeros queremos desearte una apasionante y excitante travesía por el sendero de la magia, de La Palabra.

El primer Fragmento

«Ya tendría tiendo de saber quienes eran los Primeros —pensó Zarhea—. Claramente eran los creadores del Codex Arcano —tenía sus sospechas que también tenían algo que ver con la aparición del libro apoyado en una roca—.»

Pero estaba impaciente por empezar con el primer Fragmento Arcano.

—De acuerdo, pasa a la siguiente página, donde encontrarás el primer fragmento, y te lo transmitiré.

Zarhea pasó la página, y delante suyo apareció el siguiente texto, y el Fragmento Arcano.

Conocer quién hay a tu alrededor es esencial en tus aventuras. Quién eres, y quién está cerca tuyo.
Este Fragmento Arcano te permite saber el nombre de alguien a tu alrededor.

the_other = None

for mob in mobs:
    if mob.name != self.name:
        the_other = mob
        break
        
return the_other.name

Las prisas, esas malas compañeras de aventuras

—Voy a escribir el Fragmento Arcano. Aguarda un momento.

Mientras esperaba, Zarhea miró a su alrededor. El paisaje había vuelto a la normalidad. Y había aparecido en la distancia un muñeco de prácticas.

A estas alturas del día, a Zarhea ya le empezaban a sorprender poco las cosas. Estaba segura de que aquel muñeco no estaba ahí hacía un rato. Pero tampoco estaba su susurrante. Ni el libro que estaba leyendo.

—Ya está. He escrito el Fragmento Arcano:

the_other = none

for mob in mobs:
    if mob.name != self.name:
        the_other = mob
        break
        
return the_other.name

—¡Ahora, Zarhea, activemos el Fragmento!

Zarhea sintió la emoción del momento, y también un dolor al ver que no sucedía nada. Absolutamente nada.

¿Nada, o sí que estaba sintiendo algo? Una oleada de energía, de conocimiento, le volvía a invadir. Pero esta vez no era cálido. Era un aviso. Una alerta. Algo no estaba yendo bien.

—¿Qué sientes, Zarhea? ¿Qué percibes?

«Trazas —pensó—. No sé lo que son, pero son Trazas, y nos están avisando de algo.»

—En efecto, nos avisan que el Fragmento Arcano no está escrito exactamente igual que en el Codex Arcano.

«Es cierto». Ahora que lo pensaba, el fragmento que su susurrante le había transmitido no era exactamente igual al escrito en la página que había leído.

—Lo he hecho a propósito, Zarhea. Quería que vieses qué pasa cuando vamos demasiado deprisa, no prestamos atención y no estamos concentrados. El fragmento no funciona.

Revisando el Fragmento Arcano

Estaba claro que el Fragmento escrito por su susurrante:

the_other = none

for mob in mobs:
    if mob.name != self.name:
        the_other = mob
        break
        
return the_other.name

y el fragmento del Codex Arcano:

the_other = None

for mob in mobs:
    if mob.name != self.name:
        the_other = mob
        break
        
return the_other.name

no eran exactamente iguales. Había una pequeña diferencia.

«¡Muy pequeña! ¿Y qué más daba?»

—La magia requiere que se escriba de forma correcta, con sus normas. Sino, aparecen las Trazas de Error.

«¿Y dónde estaban las Trazas?». Zarhea las percibía, pero no las podía ver.

—Las veo yo, Zarhea, en la Consola de Actividad. Te transmito una.

—¡No entiendo nada! —gritó Zarhea—.

—Es normal, empiezas ahora, ya lo entenderás. La lección que debemos aprender es que los Fragmentos Arcanos deben escribirse exactamente como aparecen en el Codex Arcano.

«Lección aprendida, sin lugar a dudas —pensó Zarhea—. Lección aprendida».

Probando el Fragmento Arcano sin errores

—Te transmito el Fragmento Arcano tal y como aparece en el Codex Arcano, Zarhea. Escrito exactamente palabra a palabra, espacio a espacio, con la misma forma.

En ese momento, Zarhea sintío una energía mágica. Sintió el poder. Dijo:

Dummy

«¿Cómo sé el nombre del muñeco que había en la distancia?»

—Lo has averiguado con la ayuda del Fragmento Arcano. Así es la magia que habéis olvidado en el Continente Arena. La magia que los Susurrantes vamos a aprender para volver a enseñaros.

Ahora Zarhea sí sabía que había empezado una aventura. La aventura del conocimiento y La Palabra. La aventura que le permitiría salir de la aldea, y conocer mundo.


La aventura continua

¡Un susurrante! Zarhea todavía no sale de su asombro. ¿O es un sueño? No, no puede ser, ha sentido el cálido abrazo de la magia al invocar el Fragmento Arcano. Y ha sido muy real.

Sigue las aventuras de Zarhea en el Continente Arena.

Próximo capítulo: "El Codex Arcano III: Paso a paso".


Si os ha gustado este artículo y queréis saber qué es CodedArena, no dudéis en poneros en contacto con nosotros.

También podéis seguirnos en nuestras redes sociales:

https://twitter.com/codedarena
https://instagram.com/codedarena
https://www.youtube.com/channel/CodedArena
https://facebook.com/codedarena