Preludio

Mientras los Theters y sus Susurrantes realizan su aprendizaje en la Montaña de los Héroes, Los Primeros, creadores de Azur y el resto de mundos, observan el devenir de sus aventuras.

Y piensan, y debaten.

Saben que hay Susurrantes que quieren ayudar a su theter a mejorar sus conocimientos mágicos, quieren saber utilizar La Palabra, pero el tiempo no les es propicio.

También saben que hay habitantes de Azur cuya meta no es formar parte de una orden de magos.

Y Los Primeros siguen pensando cómo podrían ayudar. Tanto a estos habitantes, como a los Susurrantes.

¿Cómo enviar el conocimiento a los Susurrantes, de una forma inmediata? ¿Cómo ayudar a aquellos habitantes que no empezarán su entrenamiento para convertirse en un theter?

Un descubrimiento afortunado

Zarhea miraba de lejos a los nuevos theters. Los afortunados que había entrado en contacto con un susurrante, y empezaban a subir la senda de la Montaña de los Héroes.

«¡Bah, pérdida de tiempo! —pensó mientras los theters se perdían en la distancia».

Se dijo a sí misma que el camino de aquellos elejidos iba a ser muy largo, y que ella tenía cosas más importantes que hacer.

Pero, en el fondo, sabía que quería ir detrás de ellos. Conocer La Palabra. Experimentar la sensación de hacer magia.

Dando media vuelta, su mirada se posó en la lejana aldea en medio de la nada que era su hogar. Tocaba seguir un camino también largo, pero menos emocionante.

Transcurrido el primer tramo del sendero que bajaba a Mhaum, uno de los cráteres que habían dejado las montañas flotantes, Zarhea vió un destello tras unas rocas.

No se caracterizaba precisamente por su paciencia. En la aldea lo sabían. Todo para ya, o bronca. Nunca le había gustado seguir las pautas ni los horarios que imponian los sabios de la aldea, con el fin de educarlos para ser buenos miembros de la comunidad.

Divagando sobre esta cuestión, Zarhea se percató que había estado andando en dirección al destello. Estaba ya a unos pocos pasos. El origen del destello no solo brillaba, también emitía un sutil sonido pulsante. El sonido era agradable, casi una música.

Zarhea rodeó la roca. Y lo vió. Un libro.

El libro

Brillante, y con aquel sonido embriagador, el libro estaba descansando apoyado en la roca.

Parecía viejo, muy viejo. Pero no estaba sucio. Y no estaba desgastado. Desprendía sensación de poder.

Zarhea no podía apartar los ojos de aquel objeto maravilloso. En su mente se empezaron a formar estructuras de símbolos, que transmitían conocimiento, control, satisfacción personal, un futuro más allá de la aldea. Una vida mejor.

No entendió cómo, pero al finalizar esa visión, el libro estaba en sus manos. Brillando y emitiendo esa cálida música. Una sueva melodía que transmitía conocimiento y aventuras.

Y lo abrió.

Fragmentos de poder

Zarhea sintió un cálido halo de energía que salía del libro. Pese a estar en el desierto, recibir aquella oleada de calor le sentó increiblemente bien. La mejor experiencia de su vida, pensó.

Pasados unos momentos, fijó la vista en las páginas por las que había abierto el libro. Aquellas estructuras de símbolos que había percibido en su visión, un rato antes, estaban ahí escritas.

Eran un tipo de escritura jeroglífica, organizada en fragmentos, y cada uno de ellos estaba encabezado de un texto a modo de introducción.

Saber en todo momento quién es tu aliado, y quién es tu adversario, es crítico para tu estrategia, Susurrante. Un hechizo ofensivo, en un objetivo equivocado, puede traer consecuencias desastrosas para tu theter y sus aliados.

«¡Susurrantes! ¡Hechizos! ¡Aliados! ¡Es un libro de hechizos!».

Así que esos fragmentos de conocimiento son para realizar magia, para utilizar La Palabra, pensó Zarhea.

Y están en mis manos.


La aventura continua

¿Qué objeto ha encontrado Zarhea detrás de una roca? ¿Qué es esa extraña escritura que hay en el libro?

Sigue las aventuras de Zarhea en el Continente Arena.

Siguiente capítulo: "El Codex Arcano II: Sintiendo el poder".


Si os ha gustado este artículo y queréis saber qué es CodedArena, no dudéis en poneros en contacto con nosotros.

También podéis seguirnos en nuestras redes sociales:

https://twitter.com/codedarena
https://instagram.com/codedarena
https://www.youtube.com/channel/CodedArena
https://facebook.com/codedarena